Cultura Olmeca: imágenes, características, aportaciones, esculturas y dioses

3 (60%) 2 votes

La cultura olmeca prosperó a lo largo de la costa del Golfo de México desde aproximadamente 1200-400 aC. La primera gran cultura mesoamericana, había estado en declive durante siglos antes de la llegada de los primeros europeos, por lo que se ha perdido mucha información sobre los olmecas. Conocemos a los olmecas principalmente a través de su arte, escultura y arquitectura. Aunque aún quedan muchos misterios, el trabajo en curso de los arqueólogos, antropólogos y otros investigadores nos ha dado una idea de cómo podría haber sido la vida olmeca.

Arte y esculturas de la cultura Olmeca

Las imágenes presentadas a continuación son fotografías de distintas esculturas, pinturas artísticas o edificaciones atribuidas a la cultura Olmeca.

Escultura de la Cultura Olmeca.

Escultura de la Cultura Olmeca.

Arte de la Cultura Olmeca.

Tallado de la Cultura Olmeca.

Escultura de la Cultura Olmeca.

Escultura exhibida de la Cultura Olmeca.

Arte de la Cultura Olmeca.

Escultura de la Cultura Olmeca.

Arte de la Cultura Olmeca.

Cabeza gigante de la Cultura Olmeca.

Escultura de la Cultura Olmeca.

Cabeza gigante de la Cultura Olmeca.

Arte de la Cultura Olmeca.

Cabeza hecha con jade por la cultura Olmeca.

Pirámide de la cultura Olmeca.

El legado más sorprendente de la civilización Clmeca deben ser las colosales cabezas de piedra que produjeron. Estos fueron tallados en basalto y todos muestran rasgos faciales únicos para que puedan considerarse retratos de gobernantes reales. Las cabezas pueden tener casi 3 m de altura y 8 toneladas de peso. El gobernante a menudo usa un casco protector y, a veces, lo muestran con patas de jaguar colgando sobre la frente, tal vez representando una piel de jaguar que se usa como símbolo de poder político y religioso. El hecho de que estas esculturas gigantes representen solo la cabeza puede explicarse por la creencia de la cultura mesoamericana de que fue solo la cabeza la que llevó el alma.

Imagen de cabezas colosales Olmecas.

Otro registro permanente de los Clmecas se encuentra en grabados rupestres y pinturas. Con frecuencia hechas alrededor de las entradas de las cuevas, generalmente representan a gobernantes sentados, como por ejemplo en Oxtotitlan, donde una figura usa un traje de pájaro verde y en Chalcatzingo, donde otro se sienta en su trono rodeado de un paisaje de maíz. En otros sitios también hay pinturas de rituales de cuevas, por ejemplo, en Cacahuazqui, Juxtlahuaca y Oxtotlan.

▷ Leer más  Imágenes informativas sobre el día de la hepatitis

Pintura restaurada de la Cultura Olmeca en la ciudad de Oxtotitlan, México donde figura un gobernante sentado con un traje de pájaro verde.

Tallado Olmeca encontrado en la ciudad de Chalcatzingo, México, donde se observa a un gobernante sentado.

El jade y la cerámica fueron otros materiales populares para la escultura y también la madera, algunos de los cuales se conservaron notablemente bien. Uno de los dioses más comúnmente representados en pequeñas esculturas fue Dios IV, a veces llamado el Bebé de la Lluvia, que es un bebé humano sin dientes con la boca abierta, la cabeza hendida y la diadema.

Quizás el tallado de jade más significativo sea el Hacha Kunz, una cabeza de hacha ceremonial que se encuentra ahora en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York. El jade se ha trabajado para representar a una criatura del tipo jaguar y luego se pulió. Los animales eran un tema popular, especialmente los más poderosos, como los jaguares y las águilas. Curiosamente, los olmecas a menudo enterraron sus esculturas tal vez en un acto ritual de memoria.

Imagen de Hacha Kunz, una cabeza de hacha ceremonial Olmeca que se encuentra ahora exhibida en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York

 

Caracteristicas de la cultura olmeca

La cultura olmeca tuvo su época de auge entre el 1.200 y el 400 a. C. Entre estas fechas existieron importantes centros urbanos político-religiosos como San Lorenzo, Tres Zapotes y La Venta,  en los cuales se desarrolló la cultura Olmeca. Se trataba de conjuntos urbanos pequeños levantados sobre terrazas de arcilla que servían al mismo tiempo como lugar de residencia del grupo dominante y como centro de peregrinación religiosa.

▷ Leer más  Árbol del Kremlin

Mapa de la Cultura Olmeca.

El considerable esfuerzo humano requerido por los grandes monumentos exigía una estructura social muy centralizada. Según los testimonios arqueológicos, la cultura olmeca se dividían en dos grupos: el superior, formado por uno o varios linajes, que monopolizaba el poder político y religioso; y el inferior, que incluía a la mayor parte de la población. El primer grupo era el intermediario de las relaciones entre los hombres y los dioses y por lo tanto controlaba también la vida económica. Los sectores de poder se apoderaban de los excedentes agrarios, distribuían su gusto los productos obtenidos gracias al comercio, dominaban la actividad artesanal y forzaba a los plebeyos a trabajar en las obras públicas.

Religión Olmeca 

Al igual que con otras áreas de la cultura olmeca, los detalles de su religión son incompletos. Sin embargo, con un cuerpo cada vez mayor de evidencia arqueológica es posible reunir algunas de las características más importantes de la religión olmeca. Los olmecas parecen haber tenido una particular reverencia por los lugares naturales que se conectaban con las importantes uniones del cielo, la tierra y el inframundo. Por ejemplo, las montañas que tenían tanto manantiales como cuevas podrían ofrecer acceso a los tres planos. Los sitios de montaña olmecas importantes fueron El Manatί, Chalcatzingo y Oxtotitlan.

Los nombres de los dioses de los olmecas no se conocen más que los que a menudo representaban fenómenos como la lluvia, la tierra y especialmente el maíz. Por esta razón, a los dioses identificables del arte olmeca se les han dado números en lugar de nombres (por ejemplo, Dios VI). Los olmecas dieron un significado especial a los animales presentes en su entorno, especialmente a aquellos en la parte superior de la cadena alimenticia como jaguares, águilas, caimanes, serpientes e incluso tiburones, identificándolos con seres divinos y quizás también creyendo que los gobernantes poderosos podrían transformarse a sí mismos en tales criaturas temibles. A los olmecas también les gustaba mezclar animales para crear criaturas extrañas y maravillosas como el jaguar-warrior, un cruce entre un humano y un jaguar, que puede haber sido su deidad suprema.

▷ Leer más  Imágenes para el 21 de Junio, comienza el invierno en Argentina

Imagen del jaguar-warrior, posible deidad de la cultura Olmeca.

Importancia de la cultura olmeca

Comprender la cultura olmeca es muy importante para los investigadores y arqueólogos modernos. En primer lugar, el olmeca era la cultura “madre” de Mesoamérica, y muchos aspectos de la cultura olmeca, como los dioses, la escritura glífica y las formas artísticas, se convirtieron en parte de civilizaciones posteriores. Aún más importante, los olmecas fueron una de las seis civilizaciones primarias o “prístinas” del mundo junto con la antigua China, Egipto, Sumeria, el Indus de la India y la cultura Chavin del Perú. Las civilizaciones prístinas son aquellas que se desarrollaron en algún lugar sin ninguna influencia significativa de civilizaciones anteriores. Estas civilizaciones primarias se vieron obligadas a desarrollarse por sí mismas, y el cómo se desarrollaron nos enseña mucho acerca de nuestros antepasados ​​lejanos. Los olmecas no solo son una civilización prístina, sino que fueron los únicos que se desarrollaron en un ambiente de bosque húmedo, lo que los convierte en un caso especial.

La civilización olmeca había caído en decadencia en el 400 aC y los historiadores no están seguros de por qué. Su decadencia probablemente tuvo mucho que ver con las guerras y el cambio climático. Después de los olmecas, se desarrollaron varias sociedades claramente post-olmecas en la región de Veracruz. La decadencia de la cultura olmeca se prolongó hasta el 31 a. C y abrió un nuevo período histórico: el Clásico (1-1.000 d.C.), cuyos rasgos característicos serán el desarrollo paralelo y a veces relacionado de las distintas culturas regionales como la maya, la teotihuacana y la zapoteca.

Hay mucho que aún se desconoce acerca de los olmecas, incluidas algunas cosas muy importantes y básicas. Investigadores dedicados están constantemente empujando los límites de lo que se sabe acerca de esta misteriosa cultura antigua, sacando a la luz nuevos hechos y corrigiendo errores cometidos anteriormente.