Trabalenguas cortos y fáciles para niños

Los trabalenguas son oraciones o frases que se pretende que sean difíciles de decir, especialmente cuando se repiten rápidamente y con frecuencia. Estos no tienen mucho sentido, pero están llenos de sonidos repetitivos que los hacen extremadamente útiles en la terapia del habla. Básicamente, un trabalenguas funciona de la misma manera que el ejercicio físico. Cuanto más practiques, mejor será tu pronunciación, por lo que trae grandes beneficios en la educación de los niños. Es más, los trabalenguas fueron, y probablemente todavía lo son, muy importantes para los actores antes de salir a escena, por políticos antes de un discurso e incluso por presentadores de noticias antes de estar en vivo. Diviértase con el listado de trabalenguas cortos y fáciles para niños que dejaremos a continuación, mientras aprende.

Los mejores trabalenguas cortos

El perro de San Roque no tiene rabo
porque Ramón Ramírez se lo ha cortado.
Y al perro de Ramón Ramírez, ¿quién el rabo le ha cortado?


Pablito clavó un clavito en la calva de un calvito.
Un clavito clavó Pablito en la calva de un calvito.
¿Qué clavito clavó Pablito?


R, con r guitarra;
r con r barril;
qué rápido ruedan las ruedas
del ferrocarril.


Un limón y medio limón,
dos limones y medio limón,
tres limones y medio limón,
cuatro limones y medio limón,
cinco limones y medio limón…


Yo compré pocas copas,
pocas copas yo compré,
como yo compré pocas copas,
pocas copas yo pagué.

Tres tristes tigres,
tragaban trigo en un trigal,
en tres tristes trastos,
tragaban trigo tres tristes tigres.


Toto toma té,
Tita toma mate,
y yo me tomo toda
mi taza de chocolate.


El hipopótamo Hipo
está con hipo,
¿quién le quita el hipo
al hipopótamo Hipo?

▷ Leer más  Ideas para decorar la casita de las muñecas en inglés

Cuando cuentes cuentos,
cuenta cuántos cuentos cuentas,
porque si no cuentas cuántos cuentos cuentas,
nunca sabrás cuántos cuentos cuentas tú.


El amor es una locura,
que sólo la cura el cura,
y cuando el cura lo cura,
comete una gran locura.

La bruja piruja prepara un brebaje
con cera de abejas,
dos dientes de ajo,
cuatro lentejas
y pelos de pura oveja


Me han dicho un dicho,
que dicen que he dicho yo.
Ese dicho está mal dicho,
pues si yo lo hubiera dicho
estaría mejor dicho,
que ese dicho que dicen que dije yo.


El perro de San Roque
no tiene rabo porque dicen
que Ramón Ramírez
se lo ha cortado.


Lado, ledo, lido, lodo, ludo,
decirlo al revés lo dudo.
Ludo, lodo, lido, ledo, lado,
¡Qué trabajo me ha costado!


El que compra pocas capas,
pocas capas paga,
como yo compré pocas capas,
pocas capas pago.

¿Cómo quieres que te quiera
si el que quiero no me quiere
como quiero que me quiera?


Yo compro poco coco,
porque como poco coco,
como poco como,
poco coco compro.


A Cuesta le cuesta subir la cuesta,
y en medio de la cuesta,
¡Cuesta va y se acuesta!


En el juncal de Junqueira
juncos juntaba Julián
cuando encontró a Juan.
En el juncal de Junqueira
Juncos juntaban Juan y Julián.


El cielo está encapotado.
¿Quién lo desencapotará?
El que lo desencapote,
buen desencapotador será.

Catalina catarina,
Catalina encantadora,
¡canta Catalina, canta!,
que me encanta.


María Chuzena su choza techaba,
y un techador que por ahí pasaba le dijo:
-María Chuzena, ¿tú techas tu choza o techas la ajena?
-No techo mi choza ni techo la ajena.
Yo techo la choza de María Chuzena.

▷ Leer más  Juegos mentales ingeniosos, divertidos y dificiles

Pedro Pablo Pérez Pereira,
pobre pintor portugués,
pinta preciosos paisajes por poca plata,
para poder pasar por París.


Nadie silba como Silvia,
porque si alguien silba como Silvia,
es porque Silvia le enseñó a silbar.


Principio principiando
principio quiero,
por ver si principiando
principiar puedo.

Bárbara barba tenia el barbero de la barbería
barbudos barbeaban en la barbería al barbero,
pero la barbada barba del barbero barbudo
era más bárbara que la que barbeaban los
barbudos


Hugo tuvo un tubo, pero el tubo que tuvo se le rompió.
Para recuperar el tubo que tuvo, tuvo que comprar un tubo igual al tubo que tuvo.


El rey de Constantinopla
Se quiere descontantinopolizar
el que lo descontantinopolice
buen descontantinopolizador será.


Pica, pica, pica Perico.
Pica, pica, pica la rana.
Perico, pica, pica la rama.


Cuando pisas pisos,
cuenta cuántos pisos pisas,
por que, cuando pisas pisos,
no sabes cuántos pisos pisas.

Podador que podas la parra, ¿qué parra podas?
¿Podas mi parra o tu parra podas?
Ni podo tu parra ni mi parra podo,
que podo la parra de mi tío Bartolo.


Si tu gusto no gusta del gusto que gusta mi gusto,
qué disgusto se lleva mi gusto al saber que tu gusto
no gusta del gusto que gusta mi gusto.


De balas habla Alba,
de balas Alba habló,
si de balas no habla Alba,
de balas y de Alba hablo yo.


Los cojines de la reina,
los cajones del sultán.
¡Qué cojines!
¡Qué cajones!
¿En qué cajonera van?


Doña Díriga, Dáriga, Dóriga,
trompa pitáriga,
tiene unos guantes
de pellejo de zírriga, zárriga, zórriga,
trompa pitáriga,
le vienen grandes.

▷ Leer más  Ideas para decorar la casita de las muñecas en inglés

Cuando Carla se fue a Cariló,
ella comió mucha carne con comino
¿Cómo no iba comenzar
con su comezón por culpa del comino?


Perejil comí, perejil cené,
y ahora que me emperejilé
¿cómo me desempejilaré?


Asomado sobre la mesa
Se mecías el oso Soso
Tanto se mecía sobre la mesa que se durmió una siesta
Ese oso Soso solo soñaba sobre saborear sabrosos salmones


Mariana Magaña
desenmarañará mañana
la maraña que enmarañara
Mariana Magaña.


Una catatrepa con tres catatrepitos,
cuando la catatrepa trepa,
trepan los tres catatrepitos.

Los trabalenguas en la educación para niños

Muchos padres usan a los trabalenguas como una forma de entretener a sus hijos. Pero, ¿sabías que también tienen una gran cantidad de beneficios? Aquí les dejamos un una serie de puntos donde entenderán las mejoras que los mismos provocan en la educación de nuestros niños.

  • Se ha demostrado que los trabalenguas aclaran la pronunciación de las palabras.
  • Los trabalenguas también estiran y fortalecen los músculos que se usan para hablar. (¿Quién sabía que tenías que ejercitar tu boca?)
  • Los trabalenguas le muestran qué palabras y sonidos tiene problemas para pronunciar.
  • Los trabalenguas mejoran las habilidades del habla. Descubrirá que los artistas, intérpretes u oradores públicos a menudo recitan trabalenguas antes de salir al escenario.

Practique los trabalenguas que les dejaremos con anterioridad varias veces al día y observe si nota alguna mejora en su pronunciación. Debe comenzar diciéndolos lentamente, repitiéndolos y luego aumentando la velocidad. Intente hacerlo varias veces seguidas, tan rápido como puedas, para un desafío aun mayor.