16 de Junio 1955-2015 60 años del bombardeo a la Plaza de Mayo

El 16 de Junio de 1955 fue una jornada sangrienta en la historia de nuestro país, en la que, la acción de militares de la Marina y la Aeronáutica generó muerte y miedo en la Plaza de Mayo de la ciudad de Buenos Aires. Se detonaron 14 toneladas de explosivos sobre el centro de la ciudad de Buenos Aires, las cuales dejaron un saldo de más de 350 muertos y 2000 heridos.

Hubo un bombardeo aéreo que tuvo como objetivo asesinar al presidente Juan Domingo Perón, quien enfrentaba el rechazo de la Iglesia Católica, la Sociedad Rural y algunos sectores de las Fuerzas Armadas.

1955 pri

1955 2

1955

Esta trágica jornada estuvo precedida por un desfile militar que terminó en desbande por el bombardeo de los aviones de la Marina y la Fuerza Aérea. Posteriormente, la CGT se movilizó a Plaza de Mayo para defender a Perón y eso solo causó nuevos ataques de los aviones que portaban la leyenda “Cristo Vence”. El Ejército era leal a Perón y logró controlar la situación; pero cientos de argentinos ya habían sido asesinados por los golpistas en una jornada triste y sangrienta para el país.

Durante los primeros días del año 1955, podía percibirse un clima raro en la situación política y la sociedad argentina.  La situación política en nuestro país se había ido complicando y la falta de una oposición partidaria con capacidad para imponerse en los términos en que la democracia lo permitía parecía complicar aún más las cosas para los enemigos del peronismo. Las instituciones históricas argentinas serían llamadas entonces a encabezar al gobierno constitucional de Perón.

Tanto la Iglesia como los sectores más rancios de las Fuerzas Armadas comenzaron entonces a activar su resistencia y Perón y la fuerza que encabezaba no se quedaron atrás. En mayo de ese mismo año, luego de varios ataques de uno y otro lado, el gobierno suprimió la obligatoriedad de la enseñanza religiosa que había sido aprobada años antes. La respuesta de la iglesia ante este acto, fue la masiva convocatoria para realizar la marcha del Corpus Christi.

Las idas y vueltas entre el peronismo y la Iglesia Católica se manifestaron en el choque entre peronistas y militantes católicos alrededor de la Catedral, la excomunión de Perón y la quema de las Iglesias del 16 de junio. El 16 de Junio de 1955, Perón llegó como de costumbre muy temprano a la Casa Rosada. Comenzó recibiendo al director de la SIDE, quien le dio preocupantes informaciones, que encendieron la alarma. El presidente Juan Domingo Perón se enteró de que el desfile aéreo que estaba preparado para ese día, podía ser utilizado para bombardear la Casa de Gobierno. En ese momento, el presidente Perón fue convencido de trasladarse al Ministerio de Guerra, cruzando Paseo Colón, desde donde, a las 12.40 horas, escuchó el bombardeo. La ciudad de Buenos Aires era, entonces,  la primera capital de Sudamérica en ser bombardeada por sus propias fuerzas armadas. Los aviones atacantes, punta de lanza de un alzamiento en varios puntos del país, llevaban en sus colas una “V” y una cruz que señalaban “Cristo Vence”.

Cayeron 29 bombas sobre la Casa Rosada, mientras que otras bombas de los aviones atacantes cayeron sobre la Pirámide, y una de las bombas cayó sobre un trolebús que iba lleno de gente.

En ese momento, centenares de personas se congregaron de inmediato en la Plaza para defender a Perón. Pero las bombas no cesaron. En la Plaza de Mayo y sus alrededores quedaron los cuerpos de 355 civiles muertos. Los conspiradores no eran sólo militares, había también allí numerosos civiles que formaban parte de esta conspiración. El alzamiento logró ser frenado, pero meses más tarde Perón ya no resistiría y sería derrocado sin sangre tres meses después.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *